Trastorno bipolar

Al trastorno bipolar también se le llama enfermedad maníaco-depresiva. Las personas que padecen este trastorno presentan cambios de ánimo inusuales. En ocasiones se sienten muy felices, animadas y están más activas que de costumbre, a esta etapa se le conoce como manía. Por el lado opuesto, a veces se sienten muy tristes, decaídas y son mucho menos activas, esta es la fase de depresión. El trastorno bipolar también puede ocasionar que se presenten cambios en la energía y el comportamiento.

Las causas del trastorno bipolar

Existen diferentes factores que contribuyen al trastorno bipolar, algunos de ellos son los siguientes:

  • Los genes: es una enfermedad que puede ser hereditaria
  • Alguna alteración en la estructura y función del cerebro

No siempre se tienen con claridad el origen del trastorno bipolar. Los científicos buscan obtener más información respecto del trastorno por medio de estudios. A menudo comienza en las últimas etapas de la adolescencia o al principio de la edad adulta; pero también niños y adultos pueden sufrir del trastorno bipolar. Generalmente la enfermedad permanece toda la vida.

Manifestaciones

Las personas con trastorno bipolar pueden presentar episodios maníacos, depresivos o mixtos. Un episodio mixto incluye síntomas tanto maníacos como depresivos. Dichos episodios provocan síntomas que duran una semana, dos o más. Durante ese tiempo , los síntomas se presentan todos los días durante la mayor parte del día.

En un episodio maníaco una persona puede:

  • Sentirse muy alegre
  • Estar muy animada
  • Sentirse muy nerviosa, alterada o ansiosa
  • Hablar muy rápido y de muchas cosas diferentes
  • Estar inquieta o irritada
  • Tener dificultad para relajarse o dormir
  • Creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez y estar más activos de lo común
  • Hacer cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno


En cuanto al periodo depresivo la persona puede:

  • Sentirse muy deprimida o triste
  • Sentirse preocupada y vacía
  • Tener problemas para concentrarse
  • Mostrase muy olvidadiza
  • Perder el interés en actividades divertidas y volverse menos activa
  • Sentirse cansada o sin energía
  • Tener dificultad para dormir
  • Pensar constantemente en la muerte o el suicidio

¿Cómo se detecta?

Para realizar el diagnóstico, el médico lleva a cabo una historia clínica completa en la cual se investiga sobre los antecedentes del paciente, así como:

  • Las variaciones del estado de ánimo y por cuánto tiempo las ha tenido.
  • Realizar examen completo y solicitar pruebas de laboratorio para buscar enfermedades que puedan estar causando los síntomas que se parezcan al trastorno bipolar.
  • Hablar con los miembros de la familia respecto de los síntomas y de la salud general. Indagar problemas de salud que tenga así como el tipo medicamento que tome.

¿Existe tratamiento?

Aunque por ahora el trastorno bipolar no tiene cura, existen tratamientos que ayudan a controlar los síntomas. La mayoría de las personas pueden obtener ayuda para dominar los cambios de estado de ánimo y los problemas de comportamiento. Un tratamiento funciona mejor cuando es continuo y no es interrumpido, de acuerdo a las indicaciones del médico.

Las personas responden a los medicamentos de distintas maneras, así que el tipo de medicamento seleccionado depende del paciente. A veces una persona debe probar diferentes medicamentos para descubrir cuáles dan mejor resultado.

“Consulta a tú médico”

Referencia

1. DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS ESTADOS UNIDOS, Institutos Nacionales de la Salud Publicación de NIH Núm. STR 09-3679 Modificado en julio del 2009

Please publish modules in offcanvas position.